¿Un excipiente en forma de aceite más agradable que el aceite de oliva para tratamientos del cuero cabelludo?


El aceite de oliva se emplea clásicamente como excipiente capilar en tratamientos para cuero cabelludo (generalmente psoriasis y dermatitis seborreica). Este aceite tiene poca aceptación por parte del paciente por ser pegajoso y dar un aspecto digamos muy poco estético al cabello. En lugar del aceite de oliva se puede emplear el denominado Aceite capilar, que no da esa sensación de pegajosidad teniendo mucha mejor aceptación por parte del paciente.

El aceite capilar está formado básicamente por aceite de almendras, triglicéridos de cadena media (tienen buena absorción sobre la piel, aumentan la penetración de activos y tienen óptimo carácter emoliente) y silicona volátil (disminuye la pegajosidad final del aceite por su volatilidad).

Un ejemplo de prescripción para psoriasis con el aceite capilar indicado como excipiente puede ser el siguiente:

Acido salicílico, 5 %
Clobetasol propionato, 0,05 %
Urea, 15 %
Aceite capilar csp, 200 ml

El ácido salicílico actúa como queratolítico, la urea como coadyuvante queratolítico del ácido, y el clobetasol como antiinflamatorio e inmunosupresor.

Comentarios